20 de julio de 2017

El PSOE exige la dimisión de la concejala de Medio Ambiente por los destrozos en el camino de los Tajos


El portavoz socialista Jorge Guerrero denuncia la “incapacidad” de la popular Matilde Molina al autorizar unos trabajos que “no supervisó y que, para colmo, no contaban con los permisos necesarios en un paraje declarado Monumento Natural”


 El grupo municipal socialista del Ayuntamiento de Alhama de Granada ha exigido en pleno la dimisión de la concejala de Medio Ambiente, Matilde Molina (PP), por los destrozos que se han producido en el camino de los Ángeles, dentro de los Tajos de Alhama, “un entorno que está declarado Monumento Natural desde 2011”, ha denunciado el portavoz del PSOE, Jorge Guerrero.
 El socialista ha señalado que “Matilde Molina ha demostrado su incapacidad en la gestión al autorizar unos trabajos que no supervisó y que, para colmo, no contaban con los permisos medioambientales necesarios”.

 “Es inadmisible el daño que el Ayuntamiento ha ocasionado en el sendero medieval de los Tajos de Alhama por la dejación de funciones de la concejala popular”, ha remarcado Jorge Guerrero quien ha explicado que las obras han consistido en picar rocas, ensanchar el camino y realizar excavaciones en el propio tajo “sin la más mínima sensibilidad medioambiental”.

 El portavoz del PSOE ha considerado que si Matilde Molina “sabía lo que estaba haciendo y no lo evitó, malo, pero si no estaba al tanto como dice, mucho peor, puesto que ella fue quien dio la orden al maquinista para que arreglara el camino”.

 “Para ser concejal en Alhama hay que estar volcado las 24 horas del día durante los 365 días del año”, ha indicado Jorge Guerrero que ha censurado así la manera de proceder de la titular de Medio Ambiente.

 El socialista ha comentado además que “lo más grave es que en lugar de asumir su responsabilidad, le ha atribuido al maquinista el destrozo realizado haciéndole incluso firmar una auto inculpación para derivar al trabajador tal decisión, por la que en todo caso está obligado a responder el Ayuntamiento”.

 Esta actitud ha provocado la indignación del grupo socialista y de la ciudadanía de Alhama en general, ha referido el portavoz del PSOE que ha recordado que “para rematar este cúmulo de irresponsabilidades” el pasado viernes, 14 de julio, “lejos de atender y escuchar al medio centenar de vecinos y vecinas que acudieron al Ayuntamiento a pedir explicaciones, el equipo de gobierno del PP llamó a la Guardia Civil argumentando que era una concentración no autorizada por la Subdelegación del Gobierno”.

 Jorge Guerrero ha asegurado que “todas las personas que se dirigieron al Consistorio lo hicieron en un tono pacífico, mujeres y hombres preocupados por el estado de sus tajos. Un paraje que forma parte de sus vidas y que supone un reclamo turístico de primer nivel para Alhama”.

 “El alcalde y la concejala de Medio Ambiente, que se encontraban en esos momentos en el Ayuntamiento, deberían haber dado la cara para escuchar las demandas vecinales y dar todo tipo de explicaciones en lugar de tratar a la gente como meros delincuentes”, ha reprochado el socialista.
 Así, ha expuesto que “el trato dispensado a la población es un motivo más para reclamar la dimisión de Matilde Molina quien ha dejado en evidencia que no está a la altura del cargo que ostenta”.

Los motivos

 No pedimos la dimisión de Matilde Molina por no tener formación ni estar preparada para desarrollar esa concejalía, (aunque no estaría mal que la tuviera), cuando pedimos su dimisión lo hacemos por:

1º. Enviar a un trabajador a realizar unos trabajos a un MONUMENTO NATURAL sin los permisos necesarios.

2º.  No supervisar los trabajos directamente o mandar a alguien que los supervisara, aun cuando fue ella quien los ordenó sabiendo que era un paraje protegido.

3º. Intentar desviar su responsabilidad echándole la culpa y toda la responsabilidad a la parte más débil de la cadena, el trabajador.

4º. No salir al día siguiente a dar una explicación de las obras que se estaban realizando y el motivo, o en su caso, reconocer el error y pedir perdón. No esconderse detrás del alcalde y del maquinista.

5º. Destrozar un camino medieval, declarado MONUMENTO NATURAL, y uno de los enclaves con más encanto de toda España.

6º. En lugar de bajar y escuchar a sus vecinos a los que se debe y los que le pagan su sueldo, llamar a la Guardia Civil para que los disuelva, como si los vecinos fueran meros delincuentes.

7º. Por no estar a la altura del cargo que ostenta.

 Pero también el PSOE local quiere dejar claro que por su parte no interpondrá denuncia al respecto, salvo las que se puedan llevar a cabo por parte de la Administración si se considera esto constitutivo de delito, ya que de haber sanción tendrían que pagarla los propios alhameños.


Artículo anterior
Siguiente artículo

0 comentarios :